Elija un Idioma

Cómo mantener su sistema de riego por goteo en óptimas condiciones?

Reduce los costos operacionales y prevenga daño en su cultivo con mantenimiento preventivo programado.

El mantenimiento del riego por goteo es rentable.

Nos gustaría abordar la importancia del mantenimiento adecuado del sistema de riego por goteo y sus beneficios. La mejor política es la prevención: Su funcionamiento a largo plazo depende de las revisiones periódicas y minuciosas de todo el sistema así como el diseño y correcta instalación.

Un buen sistema de riego por goteo implica un diseño hidráulico profesional, instalación y mantenimiento adecuados. Para un óptimo rendimiento, el sistema de riego por goteo, requiere de sencillas revisiones de rutina.

El primer paso para saber si el Sistema de riego por goteo esté funcionando correctamente, es revisar el caudal de la pieza principal. Para ello, basta con leer el contador de agua y el manómetro. Cualquier cambio del caudal y la presión es una señal de que hay problemas en el sistema.

Si notamos incremento en el caudal, esto indica una posible ruptura en las líneas principales, secundarias o laterales de goteo. La disminución del caudal podría significar taponamiento de uno o más componentes del sistema.

El segundo paso es comprobar la presión en el cabezal principal y en las válvulas de campo y asegurarse de que los valores de presión coinciden con los valores de presión de diseño hidráulico originales. Los pilotos reguladores de presión se basan en la resistencia de los resortes y el equilibrio hidráulico. Los resortes de los pilotos reguladores de presión se pueden romper después de una operación prolongada. Por lo tanto, deben ser inspeccionados y recalibrados cada temporada.

 

Mantenimiento semanal

  • Verificar que el agua llegue al final de la línea, inspeccionando puntualmente que los goteros del final de la fila están funcionando;
  • Revisar el diferencial de presión a través de los filtros. Si el diferencial de presión supera los 0,8 bares, podría indicar un mal funcionamiento del filtro o del controlador;
  • Comprobar el caudal y la presión de cada turno de riego después de que el sistema haya estado activo durante 30 – 45 minutos y la presión se haya estabilizado;

 

Mantenimiento mensual

  • Revisar las instrucciones de mantenimiento de la bomba proporcionadas por el fabricante. Debe prestar especial atención a que la rejilla de aspiración esté libre de residuos, y a que los rodajes de lubricación y el aceite lubricante tengan el nivel y la calidad adecuados;
  • Iniciar una secuencia de lavado manual del filtro y asegurarse de que los filtros se retroalimenten correctamente y que el diferencial de presión descienda a 0 bar después del lavado;
  • Conectar un manómetro a la salida de las válvulas de campo y asegurarse de que el valor sigue siendo el del diseño hidráulico;
  • Enjuague las líneas de goteo hasta que el agua que sale esté limpia y clara.
    Nota: El intervalo de lavado dependerá de la calidad del agua. Una regla general durante la temporada es: semanal para el agua muy sucia, una vez cada dos semanas para el agua sucia y una vez al mes para el agua limpia.

 

Una o varias veces de mantenimiento por temporada

Dependiendo de la duración de la temporada y de la calidad y cantidad de agua utilizada, estas comprobaciones pueden ser necesarias hasta 2-3 veces por temporada:

  • Lavar la línea principal y los sumideros, para que los sedimentos no se acumulen;
  • Llevar a cabo tratamientos químicos de acuerdo con las necesidades y retos específicos de la aplicación. Por ejemplo, para evitar los restos procedentes de la fuente de agua (sales) o para prevenir la intrusión de las raíces;
  • Las válvulas de escape de aire y de vacío deben ser inspeccionadas para detectar cualquier objeto sólido bloqueado en su interior que pueda impedir su funcionamiento normal. Esta parte se pasa por alto fácilmente, pero una válvula de aire y vacío bloqueada podría tener un gran impacto en el rendimiento del sistema;
  • Los filtros manuales deben abrirse y limpiarse. Suelen encontrarse como filtros de reserva montados cerca del filtro principal o en el campo cerca de la válvula de campo;
  • Los componentes clave de la unidad de filtrado, como la calidad del medio, el disco de filtración o la malla, deben ser revisados para asegurarse que mantienen el estado normal descrito en el manual del usuario;

 

Conclusión

Los agricultores siempre se esfuerzan por ahorrar agua, producir cosechas de máxima calidad y, lo más importante, rentabilizar su inversión. Un sistema de riego por goteo es una gran inversión que incorpora diferentes componentes que deben trabajar juntos para ofrecer los mejores resultados. Al igual que los autos que conducimos, el mantenimiento regular es la garantía de que llegaremos a nuestro destino con seguridad.
Lo indicado se ofrece únicamente como consejo general. Cada aplicación es diferente, y el régimen de mantenimiento que necesita para su sistema de riego por goteo debe desarrollarse en consulta con un profesional del riego o con su representante de Rivulis.

Por favor, visite nuestro sitio
utilizando otro navegador