Elija un Idioma

En el riego por goteo un poco de mantenimiento se traduce en grandes recompensas

Por Matt Clift

Su sistema de micro riego es una inversión crucial para lograr productos de alta calidad y rendimiento. Unos simples consejos de mantenimiento lo ayudarán a asegurar que su inversión continúe dando frutos por muchos años.

Todo empieza con el diseño

La realidad es, si usted no comienza con un buen diseño, siempre estará unos pasos detrás en cuanto al mantenimiento.

Para dar un ejemplo específico, periódicamente deberá limpiar los laterales de riego. Esto significa simplemente abrir el extremo de los laterales y de esta forma el agua, a una alta velocidad, eliminará los contaminantes acumulados. El lavado requiere una velocidad más alta y, por lo tanto, un volumen de agua mayor que el utilizado durante el riego. Como mínimo, la velocidad de descarga en los laterales debe ser superior a 0,50 m/seg. Si en su diseño no tiene un margen para este flujo adicional, nunca podrá limpiar correctamente su sistema.

Hemos descubierto que muchos diseños “económicos» desarrollados para hacer una instalación más barata, no dejan espacio para el lavado y, por lo tanto, eliminan años de vida de los sistemas. En Rivulis, estamos más interesados en ayudarlo a conseguir su éxito a largo plazo. Nuestro equipo de diseño hidráulico se asegurará de que su sistema esté diseñado no solo para funcionar eficazmente durante el arranque, sino para proporcionar resultados consistentes año tras año.

Cree un programa de mantenimiento de riego

Cuando se trata de programas de mantenimiento, no existe uno que pueda aplicarse a todos los casos. El programa de mantenimiento de riego para una aplicación de cinta de riego de una sola temporada en vegetales con una fuente de agua subterránea será totalmente diferente a la de un sistema de riego por goteo enterrado de varias temporadas proveniente de una fuente de depósito abierto o embalse. Así como es importante tener un buen diseño, vale la pena también asociarse con una compañía de riego que pueda desarrollar un programa de mantenimiento para sus necesidades particulares.

El primer paso para construir un programa de mantenimiento es analizar el agua para comprender con qué frecuencia se deben limpiar las tuberías y qué productos químicos se deben utilizar. Como regla general, en ambientes de aguas más duras donde hay minerales presentes, puede ser necesario realizar un programa de lavado con ácido para eliminar cualquier acumulación de minerales en las tuberías. En entornos con alta carga de material orgánico, puede requerirse un tratamiento con cloro o peróxido de hidrógeno.

Estos son sólo dos ejemplos de las muchas variables que deben ser tenidas en cuenta al desarrollar un programa de mantenimiento completo. Además, el mismo debe incluir tanto el lavado de tuberías como la limpieza de los filtros.

Nota: aunque muy poco ácido no será efectivo, demasiado ácido puede dañar su suelo así cómo las raíces de las plantas. Existen tasas de dosificación específicas basadas en el químico que se utilice. Rivulis puede ayudarlo a desarrollar esta formula para su aplicación.

Monitoreo, monitoreo, monitoreo!

Tras la puesta en marcha del sistema, es importante definir un rango de presiones y caudales para cada etapa del sistema de riego. Esta será su guía de referencia a utilizar, usted deberá monitorear su sistema continuamente para detector cualquier variación de estos rangos.

Un aumento de presión indica que hay goteros bloqueados. Deberá tomar medidas urgentes para eliminar esta acumulación a través del lavado. También puede que sea necesario realizar un tratamiento con ácido más agresivo si es que el problema se debe a la intrusión de raíces.

Un aumento del flujo indica la rotura de la tubería, en este caso la misma deberá ser encontrada y reparada de inmediato.

Ambos problemas son sumamente importantes porque significan que algunas plantas no están recibiendo el agua que necesitan. Sin embargo, estas son solo medidas correctivas. Nuestra recomendación es centrarse en medidas preventivas para reducir la cantidad de medidas correctivas que deberá tomar luego.

El mantenimiento no tiene por qué ser difícil, especialmente cuando se trata de un sistema de riego por goteo. Si sigue estos sencillos consejos de mantenimiento, tendrá un sistema eficiente que durará muchos años.

Por favor, visite nuestro sitio
utilizando otro navegador